El Mercado de Vallehermoso es un mercado de barrio de los de toda la vida. Construido en 1933 ha pasado por muchas y diferentes etapas hasta llegar a lo que es hoy. Tras una importante renovación de su oferta comercial en 2016, hoy se presenta como uno de los mercados de abastos y producto de referencia en la capital. Es un mercado ecléctico, donde los jóvenes restauradores compran sus mercancías en el propio mercado, donde el pollero corta cuellos sin cesar, el pescadero canta boleros mientras desbroza boquerones, y los productores encuentran un canal corto de distribución de sus productos. Es un mercado de siempre, en el presente y en Gaztapiles. Poco más se puede pedir.